Oposita, que algo queda

20.06.2019

Esa frase no es mía. Yo la aprendí de mi profesor de Derecho Administrativo, pero creo recordar que tampoco era suya. A mí me gusta mucho porque es una verdad como un templo.

Cuando opositas bien (sobre esto habrá otra entrada) te pasan todas estas bondades que son independientes del resultado del proceso:

En primer lugar, aprendes muchísimas cosas. Claro. Es que se nos olvida que llamamos "opositar" al proceso de "prepararse la oposición". Pero opositar, lo que se dice opositar, sólo lo haces el día del examen, donde te opones a tus competidores en la conquista de la ansiada plaza. El resto del tiempo hasta el examen, lo que haces es "prepararte la oposición". Y esa preparación conlleva estudio a punta pala. Y por el camino, apruebes o no, aprendes conocimientos que te pueden venir fenomenal para diversos trabajos. Si utilizas bien la sinergia, verás que con los años acabas sacando provecho de todo lo que estudias bien.

En segundo lugar, entrenas la fuerza de voluntad. Esto tiene más valor de lo que parece. Vivimos en la era de la inmediatez en la obtención de resultados (valoramos lo bueno que es el portátil por lo rápido que actúa, la velocidad de conexión por la rapidez para abrir páginas. Queremos apretar un botón y tener de forma inmediata la respuesta a lo que buscamos). Y somos, además, una sociedad bastante hedonista (afortunadamente no vivimos el periodo de entre guerras, no hemos pasado pestes ni hambrunas y no tenemos que meternos en el búnker cuando suena el bombardeo). Y, aunque todos nos hemos llevado algún mal rato en la vida, en la general valoramos mucho la obtención del placer. Así que en medio de ese conjunto de personas que valoran el placer (hago solo lo que me apetece) y la inmediatez (lo quiero ya), ahí estás tú. Renunciando a hacer lo que te apetece una hora tras otra, un día tras otro, un mes tras otro, un año tras otro...sin saber el resultado de tu esfuerzo no solo de forma inmediata, es que ni a corto o medio plazo. Eso te convierte en una persona diferente: tenaz, constante, con probada capacidad de sacrificio. Créeme: hay empresas que eso lo pagan muy bien. La Administración, por desgracia, no tanto.

Así que si el plan no sale como pensabas en un principio por la razón que sea (situaciones sobre venidas, abandonos voluntarios) ten por seguro que no has perdido el tiempo. Eso, nunca.

Sentado, pues, lo bueno que es opositar, te voy a dar unos consejos prácticos relacionados con los títulos exigidos para presentarse a las convocatorias públicas. El problema se ha complicado un poco desde los cambios "Bolonia" y la modificación del Estatuto Básico del Empleado Público. 

Os lo resumo: antes, a una plaza de grupo A sólo se podía presentar quien tuviera licenciatura, a la de grupo B, diplomatura. Ahora, para las plazas de A (1 y 2) se exige "grado". Y veo Administraciones que rechazan por falta de titulación para una plaza de A1 a quien hizo una diplomatura. ¡Error! Si tu diplomatura equivale a grado, no te pueden excluir. Lo peor es que cuando reclamas, el Ayuntamiento de turno, te fríe a solicitudes de certificados de homologaciones. Te marea hasta que desistes.

Pues has de saber que tienes derecho a que no te exijan el certificado de homologación de un título si la misma se ha realizado por el Ministerio y se ha publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE). Basta con que cuentes en qué BOE se publicó [1]. Esta página te será de ayuda para conocer tu situación académica en cuanto a homologaciones "preBolonia":

https://www.educacionyfp.gob.es/servicios-al-ciudadano/catalogo/gestion-titulos/estudios-universitarios/titulos-espanoles/202058.html

Baja hasta el final de la página, ahí verás las diferentes titulaciones y el BOE en el que se publicó cada homologación. Así que no podrán rechazar una solicitud de participación en las pruebas por no tener acreditada una homologación.

Ejemplo: una antigua diplomatura en Ciencias Empresariales se ha convertido en un nivel 2 equivalente a Grado. Viene en el listado de esa página y se publicó en un BOE 262 de 2 de noviembre (al pinchar en el link de "Diplomado en Empresariales" la página direcciona directamente al BOE publicado). Por lo tanto, ahora una persona diplomada en empresariales puede presentarse a plazas de A1, ya que para A1 se pide Grado.

Confío en que os sea de utilidad. Mucho ánimo a todas esas personas que, con vocación y esfuerzo, están deseando entrar a servir a sus conciudadanos.


[1]El apartado 1 del artículo 27 del real Decreto 967/2014, de 21 de noviembre, establece: "la posesión del nivel MECES correspondiente por un titulado o titulada quedará acreditada con la mera referencia de la publicación en el Boletín Oficial del Estado, presentada de forma conjunta con el título del que se trate".